La alta calidad de la almendra española

La alta calidad de la almendra española justifica el crecimiento de su cultivo

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Destacadas

La alta calidad de la almendra española

Un evento realizado hace aproximadamente dos semanas ha reunido a cientos de profesionales del sector de la agricultura y los ha puesto a debatir sobre las perspectivas de crecimiento de la almendra española.

En cualquier caso, las conclusiones fueron muy positivas. En una frase: la alta calidad de la almendra española es uno de los motivos que justifican que su crecimiento vaya a ir en aumento.

En este encuentro, en la que colaboró la Caja Rural del Sur, estuvieron presentes figuras importantes del sector como Ricardo Domínguez García-Baquero, quien es viceconsejero de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural o el investigador Iván Francisco García.

El investigador del IAFA- Centro ‘Las Torres-Tomejil’ explicó lo que se había averiguado en torno a la eficiencia energética de este cultivo exponiendo la respuesta productiva de distintos tipos de almendros a un riego deficiente.

Se deduce tanto de los resultados de las investigaciones como del panorama actual que el almendro español es un cultivo fuerte a nivel de agricultura por la calidad de su fruto, sus propiedades saludables y por su alta demanda.

La almendra, pieza vital de la dieta mediterránea, encuentra en el mercado europeo un pilar para su desarrollo ya que es su mayor consumidor. Los canales de distribución, que hacen que la almendra esté muy cerca de este mercado y bien conectada con su consumidor, es otro de los factores que intervienen para hacer de este un cultivo estable con buena perspectiva de crecimiento.

La publicidad de la almendra también ha contribuido en buena medida a todo esto. Las distintas campañas promocionales que han sido impulsadas por productores de todo el mundo han favorecido el consumo del fruto seco, a su buena reputación y a su, cada vez, mayor demanda.

En la gastronomía la almendra también está cada vez más presente. Además de la gran cantidad de postres que pueden prepararse con este fruto seco, también se ha incluido en ensaladas y otros platos. Como snack sigue siendo también una opción muy saludable y demandada.

A modo de resumen: el fértil territorio que supone el mercado europeo de consumo, junto a la alta calidad de la almendra española, su eficiencia en cuanto a cultivo y su, cada vez, mayor demanda en todo el mundo, han permitido que la almendra sea uno de los cultivos más estables y que se prevea su crecimiento para los próximos años.

Los cultivos más importantes de España

Los cultivos más importantes de España

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Destacadas

Los cultivos más importantes de España

En el desarrollo de la agricultura intervienen numerosos factores y no hablamos solo de la calidad de la tierra o de la cantidad anual de lluvias. La política nacional y europea que se implemente, así como las tendencias gastronómicas tienen un peso muy importante a la hora de determinar cuáles son los cultivos más importantes de España. El panorama, por el momento, pone en alza el cultivo de almendro, pistacho, la colza y el azafrán.

El cultivo de la colza ha experimentado un crecimiento importante en estos tres últimos años por la rentabilidad que muestra en regadío, aunque inicialmente comenzara como un cultivo alternativo de secano.

Otro de los factores que ha garantizado su crecimiento son los avances genéticos que ha experimentado y que la ha hecho más resistente al frío y a la dehiscencia, lo que ha contribuido a que su manejo sea mejor.

Todo esto, junto a su precio ha hecho que su demanda de dispare y no hay que pasar por alto que se trata de una alternativa al cereal muy rentable para el agricultor.

Sin embargo, pese al creciente interés por el cultivo de colza, los más codiciados por su precio de venta son el cultivo de pistacho, almendro y azafrán. Particularmente, el cultivo de la almendra parece estar viviendo su mejor momento ya que los precios están en unos niveles muy altos y la demanda de este fruto seco de generosas propiedades alimentarias se mantiene en muy buenas cifras.

En España se plantan alrededor de 540.00 hectáreas de almendro que, si bien antes se solían localizar en el arco mediterráneo, ahora gracias a las nuevas variedades que resultan más resistentes al frío, también se pueden encontrar cultivos en otras zonas.

El pistacho por su parte, también está viviendo una época muy positiva: es otro de los cultivos con mayor crecimiento anual en hectáreas de España. Una de las razones que lo justifican parece ser un cambio de mentalidad en el agricultor que ahora se atreve a enfrentar nuevos retos.

Por otra parte, el cultivo de azafrán y de frutos rojos está teniendo un papel muy importante en la agricultura actual de España. El crecimiento de ambos está impulsado por la demanda de la nueva gastronomía.

El cultivo de olivos y viñedos sigue siendo muy fuerte y manteniendo su presencia si bien experimenta ligeros crecimientos. Nuestro país sigue siendo el primero productor mundial de aceite y uno de los más prestigiosos productores de vino y no parece que este panorama vaya a cambiar en el futuro más inmediato.