Biomasa a partir de los restos de la viña

De la viña, mucho más que uvas y buen vino

Biomasa a partir de los restos de la viña

El cultivo de la vid tradicionalmente ha sido realizado con el objetivo de obtener su fruto en sus distintas variedades (uva roja o uva blanca) para el consumo directo o para la elaboración de uno los productos por los que nuestro país es famoso: el vino. Sin embargo, de la viña parece ser posible sacar mucho más que uvas y un exquisito vino.

Según los últimos datos obtenidos, tan solo Castilla La Mancha podría ahorrar hasta 200 millones de litros de gasóleo gracias a las viñas. ¿Cómo? Convirtiendo los sarmientos de la poda en biomasa.

Este ahorro de combustible, muy beneficioso para el medio ambiente y para el agricultor, podría incluso aumentarse si para la generación del nuevo combustible ecológico se utilizasen todos los productos que deja la actividad de la agricultura.

Un experto agroenergético de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa opina que de cada viña se podrían reutilizar todos los sarmientos que se generan en época de poda y que actualmente se desechan y se queman. Esto viene a significar nada menos que una tonelada por hectárea.

En Castilla La Mancha hay alrededor de medio millón de hectáreas lo que significa que de ponerse en marcha esta iniciativa, con el combustible elaborado con los desechos de las viñas se podría abastecer de calefacción durante todo un año a 40.000 viviendas lo que supone un ahorro de 200 millones de litros de gasóleo.

Pero de la viña no solo pueden aprovecharse los sarmientos, también las lías de la vid o los orujos. De hecho, todo esto no es solo una hipótesis, ya existen algunas cooperativas que se suministran de energía con la biomasa elaborada a partir de estos desechos.

Sin embargo, no es la viña el único cultivo que puede ofrecer material para la elaboración de biomasa. También los cultivos de olivo, entre otros, podrían ofrecer material suficiente en época de poda para la elaboración de este combustible. Ciñéndonos nuevamente a la región, el cultivo del olivo dispone de 300.000 hectáreas y genera unas 54.000 toneladas de madera al año que, actualmente, solo se utiliza a nivel doméstico.

Si bien es cierto que la comunidad no podría sostenerse solo con biomasa, sí que podría reducir el uso de gasóleo para trabajar con un modelo más sostenible.

Otro punto muy importante a tener en cuenta es el de la creación de puestos de trabajo ya que la biomasa para generar calor es una de las energías renovables que más puestos de trabajo genera por lo que, de ponerse en marcha estos proyectos, se podrían crear 2.000 puestos de trabajo nuevos.

 

4 thoughts on “De la viña, mucho más que uvas y buen vino”

  1. I got what you intend, appreciate it for posting .Woh I am lucky to find this website through google. I was walking down the street wearing glasses when the prescription ran out. by Steven Wright. dedakdfdabagkkea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *