682 382 582 | 661 276 645 Contacto

Un vivero de pistachos donde encontrarás lo que necesitas para realizar tu cultivo al precio más competitivo

Un vivero de pistachos donde encontrarás lo que necesitas para realizar tu cultivo al precio más competitivo

Agroptimum es una empresa especializada tanto en la distribución de todo tipo de árboles frutales como el pistacho.

Contamos con un vivero propio en el que cultivamos pistachos y otros árboles como el almendro o el olivo, pero también estamos en contacto permanente con otros viveros asociados lo que nos permite cubrir las necesidades de todos nuestros clientes en cualquier momento al ofrecernos un respaldo de stock.

Un servicio integral para hacer más productiva tu plantación de árboles de pistacho

El pistacho es uno de los árboles frutales en los que estamos especializados. Lo cultivamos, lo vendemos y lo distribuimos allí donde nuestros clientes lo necesitan. Estamos capacitados para ofrecer un servicio integral al completo que abarca desde el asesoramiento inicial y durante el proceso de cultivo del pistacho, hasta la venta de los materiales necesarios. Estamos preparados para cubrir cualquier demanda por parte de agricultores como tu que puedan requerir un alto stock de este tipo de árboles frutales.

Este servicio integral incluye un estudio inicial de la situación de la tierra y las condiciones climatológicas y geográficas donde se pretende hacer el cultivo de pistacho, una plantación GPS y un posterior seguimiento para garantizar los resultados que desde un principio se han marcado.

Lo que necesitas para el cultivo de pistachos lo encontrarás en los viveros de Agroptimum

Con esta información básica puedes obtener datos suficientes para orientarte respecto a las condiciones en las que crece el pistacho, las propiedades de sus frutos y cuál es la demanda internacional. Ponte en contacto con nosotros si quieres comenzar tu cultivo de pistacho, en nuestros viveros e instalaciones tenemos todo lo que te hará falta.

El pistacho es un fruto muy demandado a nivel internacional, también en España.

Si es la primera vez que vas a realizar un cultivo de pistachos y no conoces en profundidad este árbol, es interesante tener en cuenta algunos datos importantes sobre él y su fruto.

El consumo de pistacho se encuentra en España alrededor de los 5.000 toneladas al año. En las estadísticas que encontramos entre el 2013 y el 2015 podemos apreciarlo claramente. En los tres años la cifra se mantuvo entre las 4.790 toneladas y las 4.820 toneladas, es decir, el consumo durante estos tres años consecutivos fue bastante estable por lo que se trata de un mercado económicamente muy estable.

Beneficios para la salud de los frutos del árbol del pistacho

Todos los frutos secos tienen propiedades muy saludables, cada uno de ellos las suyas particulares. El pistacho en concreto es uno de los frutos secos que tiene más cantidad de fibra y también energía. Su contenido en minerales, vitaminas, proteínas y ácidos grasos es muy amplio. Diversos estudios han concluido que ayudan en la prevención del cáncer y la diabetes, pero también contribuyen a la pérdida de peso, a combatir los estados de estrés y a mejorar el estado cardiovascular reduciendo el colesterol considerado nocivo.

Para hacernos una idea de su valor nutricional, basta con decir que una ración de 30 gramos, que corresponde aproximadamente a 50 pistachos, aporta el 8% del valor diario recomendado de magnesio, hierro y potasio.

No pasa desapercibido que el pistacho esté cargado de antioxidantes como el selenio o las vitaminas A y C. De una cantidad muy pequeña de alimento se puede obtener una gran cantidad de beneficios nutricionales, por eso, es un fruto seco altamente demandado en todo el mundo, sin olvidar que se trata de un snack con un sabor bastante agradable. Que sea sabroso y sano es lo que lo ha convertido en uno de los frutos secos más consumidos en todo el mundo.

El origen del pistacho está en Asia, aunque ha encontrado en Europa y otras partes del mundo tierras idóneas para crecer

El pistacho es un árbol pequeño de un género conocido como Pistacia y que procede originariamente de regiones montañosas de Siria, Turquía, Irán, Afganistán, Grecia, Pakistán, Turquía y Turkemenistán. Su nombre científico es Pistacia Vera y veces se la confunde con otras especies del género, sin embargo, ésta se diferencia claramente por su fruto que es pequeño y tiene la cáscara dura. El principal productor mundial de pistacho es Irán: en el año 2011 su producción fue de 472.097 toneladas. El segundo productor mundial es Estados Unidos seguido de Turquía.

El pistacho, también conocido como alfóncigo, es un árbol que puede crecer hasta los 10 metros de altura. Cuenta con unas hojas pinnadas que en la estación fría caen. Es una planta desértica, de ahí que sea altamente tolerante a los suelos salinos y que, por tanto, pueda plantarse en distintos lugares del mundo. No toleran nada bien la humedad, aunque en las condiciones idóneas para su cultivo son plantas sumamente resistentes pudiendo llegar a sobrevivir a temperaturas de 10 grados bajo cero en invierno y de 40 grados en verano.

Los pistachos necesitan estar orientados hacia el sol y que el suelo en el que se cultiven esté bien drenado. En caso de que no sea así, las raíces corren el riesgo de pudrirse. Para que el fruto del pistacho madure, se requiere de veranos largos, dicho de otra forma, no sobrevivirían en países del norte en los que las temperaturas son frías durante la mayor parte del año. Cada árbol suele dar un promedio de 50 kilogramos de semillas cada dos años.

Profundizando más en las cuestiones de cultivo, el pistacho se planta en huertos o viveros y necesitan alrededor de 7 y 10 años para comenzar a ofrecer una plena producción. Esta producción es bienal, lo que significa que la producción más importante se da cada dos años. La producción pico se alcanza a los 10 años.

Al pistacho se le poda de forma que resulte sencillo realizar la cosecha. Un dato interesante es que el polen de un árbol macho puede llegar a ser suficiente para que den frutos entre 8 y 12 árboles hembra, un hecho con el que los agricultores juegan para lograr la productividad deseada. El uso del fruto es exclusivamente culinario teniendo poco valor para otros sectores como el de la cosmética.

¿Quieres hacer más rentable tu explotación?

Necesitas un vivero de confianza?
Contacta con nosotros, es fácil y rápido.

contacta con nosotros

Agroptimum