En los últimos tiempos se ha hablado mucho de la variedad de almendro Makako, por su alta productividad y, sobre todo, por su floración extra-tardía. Ha sido desarrollada por el Centro de Edafología y Biología Aplicada de Murcia (CEBAS), un centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ubicado en Murcia, y es una de las variedades de almendro más demandadas en la actualidad. Debido a que se trata de una variedad obtenida por el citado CEBAS y protegida, solo puede ser multiplicada y comercializada en viveros autorizados por el CSIC. Fue presentada en 2017, por lo que se trata de una variedad de reciente registro pero con datos productivos contrastados.

Características almendro Makako

Según las especificaciones del propio CEBAS, las características del almendro Makako son las siguientes:

Árbol de almendro Makako:

  • Vigor: elevado.
  • Porte: semi-erecto.
  • Ramificación: equilibrada.
  • Productividad: muy elevada.
  • Resistencia a enfermedades: buena.
  • Época de floración: extra-tardía.
  • Autocompatibilidad: sí (genotipo S5Sf).
  • Autofertilidad: elevada.

Fruto de almendra Makako:

  • Dureza de la cascara: dura.
  • Rendimiento medio: 30 %.
  • Peso Medio: 1,2 g.
  • Forma de la almendra: elíptica.
  • Semillas dobles: 0 %.
  • Aspecto de la almendra: atractivo.
  • Época de maduración: temprana.
  • Facilidad de recolección: muy buena.
  • Caída de los frutos maduros: no.

Makako CEBAS-CSIC

Penta, pareja perfecta con almendro Makako

Como vemos, su característica más apreciada es su floración extra-tardía, lo que permite su cultivo en zonas donde las heladas tardías suelen hacer su aparición. Al florecer más tarde, el riesgo de helada es menor que el de otras variedades que florecen antes. Por otro lado, su auto-compatibilidad permite el establecimiento de plantaciones mono-varietales (no hace falta poner otra variedad polinizadora) e incrementa el cuajado de frutos. Se trata de un caso similar a la variedad de almendro Penta en cuanto a la floración extra-tardía y auto-compatibilidad, pero en este caso con una semilla más grande, de ahí su alta demanda actualmente. Ambas variedades, con un riego de unos 5.000 m3 anuales y una distribución adecuada del mismo, alcanzarían unos resultados aproximados de entre 1.800 y 2.500 kg de almendra grano por hectárea, según estimaciones del propio CEBAS. En palabras de Federico Dicenta, director del “Grupo de Mejora Genética de Frutales” de esta institución, se trata de una variedad “sin rival”.

Además, ambas variedades ofrecen una gran ventaja si se plantan de manera conjunta: la recogida puede hacerse una a continuación de otra. La almendra Makako madura entre siete y diez días después de la Penta, lo que nos permite alargar el periodo total de recogida, con la consiguiente reducción de costes que esto conlleva: podemos recoger la Penta en estos 7/10 días que tarda la Makako en estar lista para la recolección, y a continuación hacer la recolección de la variedad Makako. La floración extra-tardía de estas variedades nos permite su cultivo prácticamente en cualquier parte de la península ibérica, con un bajo riesgo de helada.

Cultivo de almendro Makako intensivo

El cultivo intensivo del almendro es la forma adecuada de plantear nuestra inversión agrícola, ya que obtendremos una recuperación económica de la inversión más rápida que si plantásemos a la manera tradicional. Y la variedad Makako, como no podía ser de otro modo, se adapta perfectamente a este tipo de cultivo por su estructura productiva en brotes cortos y abundantes que evitan los daños durante la recolección. Al igual que Penta, tiene una capacidad de renovación vegetativa muy alta, reduciendo la alternancia productiva entre años. En el cultivo intensivo, la densidad de árboles es mayor que en las plantaciones convencionales, pero menor que en el súper-intensivo. El marco de plantación nos permite disponer de algo más de 400 plantas por hectárea, y esta densidad responde a la recolección que llevaremos a cabo: mecanizada, pero mediante técnicas apoyadas en el buggy y fardos, o máquinas cabalgantes de uso continuo tipo Tenías. Se trata por tanto de una recolección mecanizada, pero ligeramente más lenta que en el caso de la plantación súper-intensiva, como veremos a continuación. Como elemento positivo, la vida de la planta será mayor debido a la menor competencia de espacio entre plantas, por lo que no exigirá una renovación tan temprana de nuestros almendros.

Cultivo de almendro Makako súper-intensivo

En el caso de la plantación súper-intensiva, el marco de plantación es menor, lo que permite una densidad de árboles mucho mayor, de más de 1.500 plantas por hectárea. La recolección se hará mediante cosechadoras cabalgantes, lo que permite reducir de manera apreciable el tiempo de recogida del fruto, un factor determinante en plantaciones de grandes extensiones de terreno. Como vemos, cada sistema de plantación tiene sus ventajas y desventajas, y la elección de uno u otro debe realizarse siempre de manera objetiva, en función de las necesidades y posibilidades de cada proyecto. El factor más importante a tener en cuenta a la hora de elegir entre intensivo o súper-intensivo será la dotación de riego con la que cuenta la finca, no debiendo ser esta menor de 5.000 m3/ha para súper-intensivo, apunta Jesús López-Alcolea, responsable de manejo agronómico y transferencia de las variedades del CEBAS-CSIC.

Almendra Makako, garantía de calidad almendra makako

Como ocurre con muchas de las variedades que más se plantan en la actualidad, el hecho de que la almendra Makako provenga de un programa de mejora genética público respalda una gran regularidad en sus resultados, tanto de calidad y tamaño del fruto como de producción. La homogeneidad es total, y si seguimos las pautas necesarias para su cultivo (plantación, poda, riego, abonado, etc.) la rentabilidad está garantizada, puesto que reducimos la mayoría de factores que podrían limitar nuestra cosecha. Uno de los principales, las heladas tardías, tan frecuentes en algunos puntos de la península ibérica, disminuyen enormemente. Una estupenda noticia para la rentabilidad de nuestras inversiones agrícolas.